Indicaciones útiles

Dónde colocar las fragancias

Las fragancias Chiara Firenze deben colocarse en el centro de la estancia para que el aroma se distribuya uniformemente y todas las personas que pasen puedan percibir el olor y llevarlo consigo.
Tenemos la fragancia perfecta según el tamaño y el uso de la estancia.
Evitar exponer las fragancias a la luz solar directa o cerca de fuentes de calor, ya que las altas temperaturas pueden afectar a su evaporación.
Las fragancias Chiara Firenze no solo pueden utilizarse en el hogar, también resultan perfectas para oficinas, estudios, hoteles y restaurantes.

Cómo usar las varillas

La primera vez que se utilicen, deben insertarse las varillas en el frasco y darles la vuelta pasados 30-60 minutos. Más adelante, basta con girarlas una o dos veces al día dependiendo de la intensidad que se desee.
Se deben introducir todas las varillas en el frasco, ya que su número se ha calculado para que la evaporación sea constante y homogénea.
Si se quitan varillas, la fragancia se evapora del cuello del frasco.
Cuando se sequen las varillas usadas se podrán utilizar como ambientadores de cajones, armarios o coches ya que continúan difundiendo la fragancia.


INSERTAR TODAS LAS VARILLAS EN EL FRASCO

DAR LA VUELTA A LAS VARILLAS UNA VEZ AL DÍA

PROCURAR QUE NO CAIGAN GOTAS DE FRAGANCIA

REINTRODUCIR LAS VARILLAS BOCA ABAJO

 

Duración de las fragancias

La duración de la fragancia varía según la estancia en la que se coloque, el tamaño, la luz y las corrientes de aire a las que esté expuesta.
Por esta razón, es aconsejable tener siempre un recambio de la fragancia para mantener el nivel en el recipiente.
Este procedimiento alarga la vida de la fragancia ya que, de este modo, solo se evapora a través de las varillas, manteniéndose la proporción correcta entre esencia y alcohol.

Formato 100ml 200/250ml 500ml 1000ml 3000ml Spray 250ml
Área 8mq 15mq 20/25mq 30/35mq 40/50mq
Duración 45/60 dias 3/4 meses 5/6 meses 9/10 meses 12/14 meses 2000 pulverizaciones

Cambios de color en la fragancia

Las fragancias pueden sufrir ligeras variaciones de color. Esto se debe a que la exposición de la alta concentración de esencias naturales al sol y al aire podría alterar el color. Esto no compromete ni cambia en modo alguno la calidad de los productos ni su aroma.